Foro nacional de víctimas 2014

La Fundación El Nogal hizo presencia en el Foro Nacional de Víctimas realizado en Cali los días 3.4 y  5 de agosto de 2014.

Por Jaime Rodríguez Azuero

Miembro del Consejo de Dirección Fundación El Nogal

Más que la promoción de principios y valores, y la contribución a la construcción de una sociedad justa, equitativa y reconciliada, la visión de la Fundación El Nogal tiene como principal propósito el apoyo a las víctimas de la violencia. Durante más de once años hemos venido trabajando en ello preguntándonos cuál es su alcance y significado y cómo lograr concretarlo en programas y proyectos.

Estas preguntas son normales cuando hay una sociedad que viene debatiendo sobre lo mismo, luego de más de cincuenta años de violencia y millares de víctimas como resultado de ello. Qué bueno que, en la coyuntura actual, los socios del Club no permanezcamos distantes o aje- nos a estos objetivos.

En esa búsqueda permanente, la Fundación adelanta proyectos para apoyar a sus propias víctimas, las del atentado; se ha aliado con otras fundaciones: CIREC, Fundagán y Teletón, entre otras, para trascender de su entorno; y ha construido proyectos propios –congresos de responsabilidad social, premios a la reconciliación, apoyo a poblaciones vulnerables– para posicionar su visión de perdón, paz y reconciliación, y para integrar a los miembros de la comunidad El Nogal en estos propósitos.

En el transcurso de estos años la Fundación ha puesto jalones, ha tejido lazos de unión con organizaciones diversas, ha construido alianzas y ha trascendido los es- trechos límites del Club para integrarse a la reflexión y al debate de la sociedad colombiana en un momento en el que el concurso de todos los sectores es indispensable. Las relaciones de la Fundación se realizan con sectores empresariales, académicos y de la sociedad civil, sin distingos de ideologías y con total respeto por la discrepancia. Especial atención damos al vínculo con organismos internacionales y representantes diplomáticos que intervienen y son garantes de los procesos en curso en el país.

De estas relaciones se desprende la invitación recibida de parte de Naciones Unidas, la Universidad Nacional y la Conferencia Episcopal al Foro Nacional de Víctimas realizado en Cali a principios de agosto. Para la Fundación era importante asistir, no sólo por mantener su presencia en escenarios de reconciliación, sino porque el Foro de Víctimas constituía un evento sin par en el mundo en procesos de diálogos y construcción de paz y reconciliación. En mi caso, asistí tanto en calidad de integrante de una comunidad que fue víctima de la violencia, como de integrante del Consejo de Dirección de una Fundación que tiene como fin el apoyo a las víctimas y que quiere, como seguramente todos en el Club, entender cuál es el sentido y alcance de este propósito.

Creo que valió la pena participar y compartir el sentimiento de optimismo y esperanza que significó para las más de 1.500 víctimas que asistieron, contar con un espacio para ser visibilizadas y escuchadas. Como lo expresó Humberto de La Calle, jefe negociador del Gobierno, el tema de las víctimas hace parte de la estructura vertebral del proceso en curso tendiente a firmar unos acuerdos en La Habana, que pongan fin al conflicto y que den paso a la construcción de la paz y la reconciliación. En la apertura del Foro, el coordinador del sistema de Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild, expresó que para llegar a ello se requiere de propuestas relevantes y realistas, construidas con el concurso de todos.

Dos temas quiero resaltar del desarrollo del Foro, por estar íntimamente ligados a los proyectos de la Fundación.

El primero, la importancia de construir consensos, ya que este es el propósito de la Fundación con su IV Congreso de Responsabilidad Social “Paz y reconciliación en los territorios” que se realizará el 10 y 11 de noviembre próximos.

En una sociedad fragmentada, polarizada, con estigmatizaciones de los unos para con los otros, como lo vivimos en la reciente contienda electoral, se hace necesario disponer de espacios y escenarios en los que se respete la discrepancia, tengan cabida los disensos y se propicien acuerdos mínimos en torno a las decisiones a tomar y a las reformas a acometer. A ello pretendemos contribuir con la participación de todos los socios del Club.

El segundo tema, que fue destacado en el discurso de apertura, fue el de los jóvenes y adolescentes como víctimas y partícipes del conflicto. Consciente de ello, la Fundación presentó en el Congreso pasado de 2013, el Premio Fundación El Nogal “Los jóvenes y la reconciliación”, para promover y visibilizar escenarios y proyectos de entendimiento propuestos por jóvenes del país entre 14 y 28 años. Luego de una fase de preparación, con apoyo de un comité académico, siguió la de difusión y postulaciones que finalizó el 31 de agosto.

Estamos seguros de la creatividad e innovación de los jóvenes y del resultado positivo del Premio, lo que nos permitirá visibilizar y difundir la percepción que ellos tienen del perdón, la paz y la reconciliación; percepción que será plasmada en un documento final, a manera de relatoría o detrás de cámaras, y en un audiovisual de siete minutos que se presentará en las salas de Cine Colombia.

Mayor información visita:  

http://www.co.undp.org/content/colombia/es/home/ourwork/news/foro-nacional-sobre-victimas/

undp-co-informefinalFNV-2014.pdf